Ayer vi el decimoquinto capítulo de la quinta y última temporada de Breaking Bad, fue como el momento de calma antes de la tormenta, un último aliento antes de un desenlace final.

Falta menos de una semana para el final de la serie, una de las mejores que he visto y de las más reconocidas en el ámbito profesional, Vince Gilligan ha hecho un trabajo impresionante, que ha contado ademas con la ayuda de dos actorazos con una química muy especial entre ellos, Bryan Cranston, (Walter White), y Aaron Paul, (Jesse Pinkman).

Breaking Bad
Cuando empecé a ver la serie, los primeros capítulos no me llamaron la atención de manera exagerada, pero siempre lograban engancharme al final del capítulo y quería ver que sucedía en el siguiente, y antes de darme cuenta, la simpatía que sentí hacia el honesto Walter y ver como iba a afrontar sus problemas para garantizar el buen vivir de su familia, hizo que ya no pudiera desengancharme, como si fuera un adicto a la metanfetamina.

A cada temporada que pasa la calidad de la serie va en aumento y los giros argumentales de la serie son de una calidad apabullante, de la tercera temporada en adelante un éxtasis a cada capítulo visionado.

Ese Walter noble, honrado, profesor de química de clase media se va abriendo paso en el negocio de la droga y va evolucionando hasta que conocemos su propio alter ego como es el despiadado “Heisenberg”, una especie de dr. Jekyll y Mr. Hyde.

If you don’t know who I am, then maybe your best course would be to tread lightly

Heisenberg
Jesse Pinkman también evoluciona pero de una manera diferente y no por ello de menor calado.

En este justo momento estamos a menos de una semana para el desenlace final, con esa sensación de deseo irrefrenable por verlo, pero de tristeza al mismo tiempo porque eso significa que termina una de las mejores series que he disfrutado, y seguramente, disfrutaré jamás.

Si no la has visto no se que esperas para hacerlo.

– Actualización –

Ya he visto el desenlace final, un final a la altura de lo que ha estado una de las mejores series de la historia de la televisión, de obligado visionado.

PERFECTA

Sobre El Autor

33, informático, añoro la época de los 8 bits, el CrossFit, el Cine, y la Fotografía son mi perdición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.