Tenía una cuenta pendiente con Kora, una preciosa rottweiler a la que le debía una sesión de fotos, aunque está fue improvisada y no todo lo buena que hubiera deseado estoy contento con el resultado, puede que sea porque sea como sea sale guapa.

La sesión la hicimos en el Parc Catalunya de Sabadell con una Nikon D5100 y un objetivo AFS 50mm 1.4G, no es el mejor para fotografía animal pero me vino bien, porque oscureció pronto y el tele que tengo es bastante poco luminoso, (f/3.5-5.6).

Sobre El Autor

33, informático, añoro la época de los 8 bits, el CrossFit, el Cine, y la Fotografía son mi perdición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.